La Quiropraxia es un cuidado, un servicio de toda la vida, para mantener equilibrado nuestro potencial innato, liberando la energía vital. Todas las personas, sin importar su condición, pueden recibir ajustes: recién nacidos, jóvenes, adultos, ancianos, embarazadas.

Quiropraxia y niños

Niño

Desde el comienzo, en el desarrollo del embrión, las primeras células en diferenciarse en el organismo son las células nerviosas. Éstas, son de suma importancia ya que se encargan de organizar y dirigir el crecimiento y la evolución de los tejidos del cuerpo como los órganos, huesos, músculos, glándulas, etc. Así, las células nerviosas, tienen la capacidad de transportar la energía o vida que anima y moviliza a dichos tejidos.

La columna vertebral es como un árbol que protege esta savia, esta energía vital del organismo. Ella es resistente y flexible, lo cual es de gran ayuda para que el Sistema Nervioso pueda convertir los desafíos físicos (caídas, deportes, juegos, posturas), químicos (alimentación no consiente, remedios, vacunas) y emocionales (relaciones, familia, escuela), en algo positivo para el ser.

Eventualmente, si algunos de estos desafíos es demasiado grande, genera que las vértebras se corran sutilmente de su lugar, ejerciendo una leve presión sobre las células nerviosas, generando una disminución en el flujo vital que los tejidos necesitan para seguir evolucionando. A este proceso, a este cortocircuito, los quiroprácticos lo llaman Subluxación Vertebral.

Las subluxaciones son como caries, son silenciosas y sutiles cuando aparecen. El hecho es que, con el paso del tiempo este desalineamiento vertebral irá ejerciendo más presión sobre el Sistema, limitando cada vez más la vida que el individuo posee a su alcance.

El cuidado quiropráctico en los niños es de primordial importancia, ya que, los quiroprácticos son los encargados de percibir estas distorsiones en el organismo, para luego introducir una fuerza muy precisa asistiendo al cuerpo de corregir estas subluxaciones y liberar la vida retenida.

Más joven que uno es, MAYORES son los beneficios del cuidado quiropráctico.

Niña